Los hábitos de las parejas felices

Los hábitos de las parejas felices

No hay nada más placentero en la vida que el disfrutar y compartir con la persona que te gusta. La conexión que se puede entablar entre dos individuos puede ayudar a superarnos como personas y a sentar cara sobre el verdadero sentido de la vida. Pero siempre hay discrepancias entre parejas por competir entre cuál de todas es la más dichosa. Para despejar todas las dudas te hemos traído los hábitos más comunes que toda pareja debe tener para considerarse feliz.

Hábitos de relaciones duraderas.f2

Si bien es cierto que el concepto de felicidad varía de persona en persona y de pareja en pareja, sin duda podemos catalogar algunos puntos críticos que se le otorgan a relaciones estables. Sí, has leído bien, no esperes identificarte con todos estos aspectos si llevas solo un par de semanas con tu amado.  Los encontrarás, en cambio, en aquellas que ya llevan un largo trecho estando juntos y poseen una conexión más cercana.

Pero para aquellos que aún no han llegado a ese punto, también le hemos traído un apartado para ayudarlos a alcanzar algunas o incluso la mayoría de las rutinas que suelen identificar a los prósperos enamorados. Si quieres fortalecer tu relación, toma nota de lo siguiente.

Consejos para tener una relación dichosa

No por poner en práctica estos trucos ya pueden pasar a considerarse una pareja envidiable, solo son pequeñas cosas para hacer en pareja que olvidamos poner en práctica y que otorgan un gran poder en la relación. Prevenido en ello, pasemos directamente a detallárselos:

  • Comunicación: Quizás el punto más evidente pero el que solemos hacer muy mal. No se trata solo hablar sobre las cosas que han hecho en el día, sino de interesarse de verdad por lo que ha pasado tu pareja en las últimas horas. Cuando lo hagan, asegúrense de estar cerca y no de gritarse las cosas mientras ni siquiera se miran a la cara. Trabaja en ello y estarás más cerca de esa conexión anhelada que buscamos todos.
  • Expresar sentimientos: A veces solemos reprimir nuestros sentimientos por el temor de que nuestra pareja no sienta lo mismo que nosotros. Pero ten en mente que tu amado puede estar pasando exactamente por la misma situación. No reprimas lo que sientes, libérate y exprésale todo lo que sientes y seguramente serás correspondido.
  • Sonreír: Es el método de comunicación no verbal más efectivo de todos. Una simple sonrisa puede alegrarte todo un día y borrar ese enojo por el que estén pasando por una que otra razón. Hazlo al levantarte, al acostarte, cuando se despidan; cualquier momento es oportuno para soltar un deliberada sonrisa.
  • Tocarse a diario: Es posible que a causa del ajetreo diario solamos olvidar abrazar a nuestra pareja cuando la vemos después de unas cuantas horas. A veces es porque la jornada laboral o el estudio nos han dejado agotados. Pues recobra esa energía y aprieta a tu paraje sobre tus brazos para demostrarle que a pesar de todo sigues amándola sin importar lo cansado que estés. Descubrirás que sacarás esa fuerza que está dentro de ti.

10 hábitos para construir una relación feliz y duradera

Consejos y hábitos para relaciones estables.f3

Si ya tienes tiempo con tu pareja deberías cumplir la mayoría de estas, pero si no es así, es mejor que tomes nota y los empieces a incluir en tu relación. Descubrirás que no son nada complicados y que mejorarán significativamente el vínculo que los une. Estos hábitos son:

  • Irse juntos a dormir: Es el más importante de todos pues demuestra el grado de respeto y consideración que ambos se tienen. Por ningún motivo debes irte a dormir por tu cuenta cuando tu pareja ni siquiera se ha alistado para dormir. Lo ideal es que se apague la luz de la alcoba cuando ambos ya se encuentran listos para disfrutar de un placentero sueño.
  • Compartir antes de acostarse: Va de la mano con la primera y es algo que no suele hacerse a diario entre las parejas. Olvida todo lo relacionado con el trabajo o el estudio y evita comentar asuntos del otro día. Lo más recomendable es que hablen estrictamente de su relación y de los sentimientos que ambos se profesan.
  • Tener proyectos incluyentes: Hay parejas que nunca hablan de “nosotros” cuando se refieren a proyectos futuros. Las que sí lo hacen es porque están conscientes de que desean y están convencidos que la relación será próspera y duradera. Es un hábito de todos aquellos enamorados que pasan por una etapa de plena felicidad.
  • Confianza y perdón: No puede hablarse de una sin la otra. Las parejas realmente felices no sufren altibajos en momentos en donde se requería la confianza o el perdón de uno de ellos. Claro está que no se guardan rencores por lo que han perdonado, si aún fallas en ese aspecto, lo mejor será que trabajes en ello.
  • Comunicación constante cuando no están juntos: No se trata de abordarse a cada minuto por medio de mensajes y llamadas cuando se encuentran separados. Buscar el equilibrio en este aspecto suele ser algo complicado; pero una vez superado, estarán más cerca de considerarte una pareja dichosa.
  • Espacio personal: Te darás cuenta que cada uno de estos hábitos están conectados. El espacio personal es fundamental para una relación feliz, va de la mano con la confianza mutua entre ellos.
  • Sexo: Pilar básico de toda relación duradera. Ten en cuenta que la mayoría de las relaciones que no suelen prosperar es porque han fallado en este aspecto. Consigue el tiempo necesario tomando un breve descanso del ajetreo diario y dedícaselo a tener intimidad con tu amado.
  • Tomarse de la mano: Pese a lo que algunos creen, no es un hábito que solo lo practican las parejas que tienen poco tiempo. Las personas que desean una relación feliz deben poner en práctica este punto para acercar la unión entre ambos.
  • Ambos se sienten orgulloso de su relación: Si bien ninguna relación es perfecta, las verdaderas parejas felices se sienten completamente cómodas con todos los aspectos de su noviazgo. No ven los aspectos negativos sino que prevalecen los positivos y lo que acarrean estos para su vida.
  • Se escuchan y progresan los dos al mismo tiempo: Para terminar de completar todos estos hábitos, las parejas felices crecen como personas al mismo tiempo. No lo hacen por separado sino que constantemente van evaluándose y escuchándose para crecer al unísono.

Si empiezas a poner en práctica todos estos hábitos podrás presumir con las demás relaciones de que realmente posees un noviazgo feliz. Prolongarás por bastante tiempo la duración de la relación y te conectarás como nunca con esa persona especial. Si ya las cumples ¡felicidades! Ya habrás reivindicado lo que seguramente has confirmado con tu pareja durante las conversaciones antes de dormir.

Comments are closed.